por Francisco "Pancho" di Silvestro

por Francisco "Pancho" di Silvestro

La historia

Posted by on Oct 19, 2018 in Las transnoches de Woodstock | 1 comment

Corría mediados del año 1970 y yo en ese entonces tenia el pelo por los hombros y solía vestir camisas y pantalones bastante llamativos. Y mi pasión no solo era el cine, sino también el rock. Los LP de Led Zeppelin, Rolling Stones, Beatles, The Doors y Jimi Hendrix, entre otros, eran para mi verdaderos tesoros. Y en ese entonces ya era muy conocido en las distribuidoras de películas. Es así que un día a mi padre lo llaman de Warner Bros. Le comentan que recibieron las primeras copias de “una película de hippies. Y lo queremos invitar a tu hijo a una privada, porque es el único hippie que conocemos” (sic). Por supuesto que asistí y apenas iniciada la película mis ojos no podían creer lo que estaban viendo. Es que en esa época no existía You Tube ni nada parecido. Y la única oportunidad de ver tocar en vivo a esos dioses del rock era en una película. Quede tan maravillado que a mi padre le comenté de exhibirla, una vez estrenada, en el Nuevo Ritz. Su respuesta fue “Ni loco. Se me va a llenar el cine de melenudos. Y para melenudo ya te tengo a vos” (sic).

Al poco tiempo, la película se estrenaba en el cine “América”, de la Av. Callao, casi Av. Santa Fe. Fue la sala elegida porque contaba con la reproducción de sonido estereofónico, sobre cuatro pistas magnéticas. Ese era el sistema en que estaba grabada la película. Luego de un par de semanas de exhibición la película casi entra en el anonimato. Fue ahí cuando le insistí a mi padre para programarla en el Nuevo Ritz. Al día de hoy no recuerdo muy bien como pude convencerlo. Fueron dos semanas con una buena asistencia de publico, pero era mas que notorio que la ultima función del día era la que mas funcionaba. Es por eso que se me ocurre programarla, a modo de prueba y durante cuatro sábados consecutivos, en función trasnoche. El éxito fue inmediato y por tal motivo decido seguir exhibiéndola todos los sábados. Jamás imagine es que el éxito iba a ser de tal magnitud. Fueron en total 367 proyecciones. La primera el 7 de noviembre de 1970 Y la ultima, el 17 de setiembre de 1977. Unos 180,000 espectadores asistieron durante los siete años. Lo demás, es historia.

One Comment

Join the conversation and post a comment.

  1. Martín

    Un clásico de los sábados. Realmente perdí la cuenta de cuántas trasnoches pase en el glorioso Ritz esperando que Alvin Lee la descosiera una vez con sus increibles riffs que parecían renovarse en cada función. Imborrables e inolvidables noches de mi juventud. Ni vos ni tu viejo se equivocaron Pancho. Tuvo razón tu papá en eso de que el cine se le iba a llenar de melenudos y vos, por tu parte, la clavaste en un ángulo…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *