por Francisco "Pancho" di Silvestro

por Francisco "Pancho" di Silvestro

La historia

Posted by on Oct 19, 2018 in Historia | 0 comments

por Francisco “Pancho” di Silvestro

Salvador di Silvestro

Salvador di Silvestro

Es imposible contar la historia del “Nuevo Ritz” sin mencionar a mi padre Salvador. Nacido el 20 de noviembre de 1913, hijo de Francesco di Silvestro y Rosaria Biondi, ambos italianos, fue el único de los tres hermanos nacidos en la Argentina. Me contaron que ya en su adolescencia declaraba a quien quisiera escucharlo su amor incondicional por el cine. Así fue que comenzó como acomodador en el “Condal” (luego “Alcazar”) en la Av. Corrientes 4634. Luego fue boletero y administrador de varias salas en los años 40. En la década del 50 ya era empresario. Su primera sala fue el “Etoile Palace”. Otras salas que tuvo en sociedad fueron el “Continental”, “Saenz”, “Loria” y “Pellegrini”. Enfrente de mi casa se encontraba el “Avellaneda”,  en la Av. Avellaneda, del barrio de Floresta, donde nací el 27 de noviembre del 53. La proximidad al estadio de All Boys lo hizo simpatizante y llego a formar parte de la comision directiva. En los años 60 tambien fue propietario del “Odeon Palace”, “Palais Blanc” y “Palais Blue” (luego “Studio”), todos en la Av. Santa Fe, entre las Avenidas Pueyrredon y Callao. Tambien del “Moreno” en la Av. Rivadavia 5050 y “Las Flores”, en la Av. Coronel D’Elia (Lanus Oeste). En este cine me pasaba todo el día en la cabina de proyección. La historia de Toto, el protagonista de “Cinema Paradiso” bien podria ser la mia.
Cansado de sus socios, en el año 1966 vende sus porcentajes en las sociedades. Compra el “Ritz”, en la Av. Cabildo 685, en el barrio de Belgrano y cumple el sueño de su vida. “La salita propia”. El cine estaba muy descuidado y los primeros dos años sirvieron para reformarlo en todos sus aspectos. En la parte tecnica se decide reemplazar los carbones de proyeccion por unas modernisimas lamparas “Xenon”. Tambien se cambian los equipos de sonido y la vieja pantalla por una mas grande marca “Perlux”.
En poco tiempo se convierte en la sala “mas coqueta” de Belgrano y se reinaugura como “Nuevo Ritz” en 1968 con la exhibicion en “avant-premiere” de “Estoy terriblemente enamorada” (Tu seras terriblement gentille. Dirk Sanders. Francia/Italia. 1968). El cine se lleno de amigos, exhibidores y distribuidores. Si habia una persona querida en el gremio, ese era mi padre.

Frente del Nuevo Cine Ritz

Frente del Nuevo Cine Ritz

Recuerdo que en ese tiempo la programacion era una lucha. Las peliculas mas importantes eran exhibidas por los grandes circuitos y muy poco quedaba para las salas independientes.
Yo era un adolescente, estudiaba cine y no habia dia que no disfrutara de los ciclos de grandes directores en los cines “Lorraine”, “Arte” y la Sala “Lugones” del Teatro San Martin”. Amante del cine de autor y en un acto de audacia para mi edad, un dia le propongo a mi padre comenzar a exhibir cine independiente y convertir al “Ritz” en sala de arte. Le parecio una locura, pero hubo un hecho que iba a cambiar la historia para siempre. En complicidad con los hermanos Nestor y Carlos Gaffet, propietarios de la distribuidora “Selecciones Gala” lo convencimos de exhibir, a modo de prueba, un doble programa con las peliculas “La Felicidad” (“Le Bonheur”. Agnes Varda, Francia. 1965) y “Los paraguas de Cherburgo” (“Les Parapluies de Cherbourg”. Jacques Demy, Francia. 1964). El exito fue tal que se mantuvieron en cartel durante varias semanas. Fue asi que nacio el “Films d’Art” y peliculas que se estrenaban muy timidamente en salas independientes, luego se eternizaban en la cartelera del Nuevo Ritz.
Ya dedicado de lleno en la programacion, a fines de 1969, tenemos con mi padre una reunion en United Artist. Le propongo a su director algo que, a priori, resultaba bastante descabellado. Un doble programa con “Perdidos en la noche” (“Midnight cowboy”. John Schlesinger. 1969) y “El Graduado” (“The Graduate”. Mike Nichols, 1967) Se comenzaron a exhibir el 1o.. de enero de 1970 y se mantuvieron en cartel durante 17 semanas, algo absolutamente inedito para una sala no centrica.
Tambien en 1970 comienza a exhibirse “Woodstock” todos los sabados en funcion trasnoche. Y a partir del exito que tenia el “doble programa” los distribuidores comenzaron a ver con buenos ojos estrenar en forma exclusiva en el Nuevo Ritz.

Guillermo Framil

Guillermo Framil

Vicente Vigo, el propietario de “Norma” nos ofrece  “La estructura del Cristal” (“Struktura krysztalu”. Krzysztof Zanussi, Polonia. 1969), una excelente pelicula que habia sido exhibida y premiada en el Festival de Mar del Plata. Recuerdo que a su estreno asistieron miembros de la Embajada de Polonia. Su programacion junto al mediometraje “El puente sobre el rio Hibou” (“La riviere du Hibou”. Robert Enrico, Francia. 1962) produce un hecho inedito, ya que tambien se trataba de una pelicula aun no exhibida en el pais. Warner Bros. nos ofrece estrenar “El amor hace cosas extrañas” (“I Tulipani de Haarlem”. Franco Brusati, Italia. 1970) y “Refugio Seguro” (“A safe place”. Henry Jaglom. 1971). Otros titulos que se estrenaron en forma exclusiva fueron el cortometraje “Dos hombres y un armario” (“Dwaj ludzie z szafa”. Roman Polanski, Polonia. 1958) y el mediometraje “Historia inmortal” (“Histoire Inmmortelle”, Orson Welles, Francia. 1968).

En 1971 acordamos con los hermanos “Lolo” y Alberto de Maio, estrenar junto a los cines “Libertador” de la Av. Corrientes y “Paramount” de la calle Lavalle, las peliculas de “Centuria Cinematografica”. Tambien “Tony” Alvarez, nos ofrece estrenar junto al cine “Lorca”, de la Av. Corrientes 1428, peliculas de su distribuidora “Lorca Cinematografica”. Fueron años donde el asistente al Nuevo Ritz no solo disfrutaba de muy buenas películas. También era atendido con esmero y cordialidad. Es el momento de recordar a Guillermo Framil, excelente persona,  hombre de confianza y diseñador de la publicidad en las puertas “Blindex” que tan bien decoraban la sala en su entrada. Hace un tiempo me encontre con uno de sus hijos y me comento que alguna vez le escucho decir que en el cine había pasado los años mas felices de su vida.

Última entrada

Última entrada

El estuvo conmigo en la boleteria el 21 de setiembre de 1977, el ultimo dia de vida del Nuevo Ritz. La película que se exhibía era “Los olvidados” (Luis Buñuel, Mexico. 1955). Eran aproximadamente las 23.00 hs. y espere a que entrara el ultimo espectador. Luego de comprar su entrada y antes de ingresar a la sala le pregunte si me la podia obsequiar. Al dia de hoy todavia la tengo conmigo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *